7500

7500

7500

Tobias es el joven copiloto de un avión que es secuestrado por unos terroristas, quedando él como único negociador con los atacantes desde dentro de la cabina sellada. Cuando los secuestradores matan a un pasajero y amenazan con matar a más gente inocente si Tobias no abre la puerta de la cabina, este hombre normal se enfrentará a la prueba de su vida. 7500

Critica:

Luego de casi 2 meses de inactividad desde que comencé a expresarme en este foro, vuelvo a encontrar las ganas de compartir mi punto de vista sobre lo que voy viendo durante mi vida. Les juro que no es intencional pero hoy traigo una película que también trae consigo el regreso de Joseph Gordon-Levitt, uno de los actores, en mi opinión, más infravalorados de la industria, tras unos años alejado de las cámaras tras haber sido padre y por quizás, haber estado mucho más dedicado a su plataforma colaborativa con la que tuvo un crecimiento significativo en el último tiempo.

En fin, tras estos comentarios al margen hay una película y en esta podemos jugar con esta idea de los regresos que vengo comentando más arriba: 7500 (llamada así por ser el código que se utiliza para notificar el secuestro de un avión), es una película sumamente minimalista en su concepción. Todo sucede dentro de la cabina de los pilotos de avión y formalmente se las rebusca este director aleman debutante para utilizar todos los elementos propios de el universo “aeroportuario” por llamarlo de alguna manera, para aportarle dinamismo al relato: cámaras de seguridad, comunicadores telefónicos, retrovisores y demás. 7500

El efecto claustrofóbico que provoca tener la cámara casi postrada en un espacio y no moverse de ahí, siendo este uno muy reducido, sumado a la ansiedad que puede generar el protocolo de un viaje en avión, nos preparan rápidamente para la tensión que va a emerger una vez presentado el conflicto. La película, así como es minimalista en su relato, economiza muy bien sus recursos en los primeros minutos donde nos construye a sus personajes, especialmente al protagonista, del que conocemos sus virtudes y debilidades, que van a ser cartas clave para el desarrollo. Asimismo se aprovecha para presentar otros elementos que van a resultar determinantes, como por ejemplo la cámara que muestra el otro lado de la entrada a la cabina. Un comienzo muy sólido, donde nos ponen a un personaje que está dividido entre su profesión que yace dentro de la cabina y aquello que le importa, fuera de la misma. Elemento importantísimo que va a darle jugo drámatico a los momentos que suceden después. Una jugada inteligente que pone realmente en un dilema al protagonista cuando esa persona que le importa corre peligro.

Ahora bien, la película presenta ideas muy frescas sobre como abordar un film que ya se hizo muchas veces y que casi siempre siguieron un patrón bastante establecido. Acá aciertan con donde se pone la cámara, con la elección del piloto como focalización y su historia personal que nos hace rápidamente empatizar con él. Aciertan también con el secuestrador que no está convencido y que de alguna manera le permite a la película tirar un poco más de la cuerda cuando las cosas parezcan resolverse rápidamente o ir destinadas a un desenlace inevitable. Así como plantea cosas interesantes y consigue giros, aunque predecibles, efectivos para generar emociones en el espectador, los quema demasiado rápido. Como si todas las buenas ideas tuviesen una progresión natural demasiado corta y se agoten a la media hora del film. El tema es que pasando la mitad, la cosa se diluye bastante y parece remontar vuelo en un momento para luego volver a plancharse y a pesar de que termina dándole un giro al tipo de desenlace esperable, se siente el desgaste de haber sentido que lo peor ya había pasado y que en una conversación se intentan recuperar esas emociones, que el espectador, al menos a mi me paso, ya se sienten lejanas y uno no ya no logra conectar con el drama tanto como si se hubiese planteado 20 minutos antes. Más aún cuando ni siquiera ocurre un giro que justifique el por qué la película busca recuperar ese hecho pasado para golpearlos nuevamente.

Lo que espera en tierra también en su punto de anclaje al que la película recurre varias veces: el hijo del piloto y lo que necesita resolver en su regreso; la madre del secuestrador y ese lugar al que quiere regresar como si este desvío en su camino nunca hubiese sucedido. Algo espera ahí abajo y necesita de que los personajes hagan las cosas bien ahí arriba para que esos regresos sean posibles. No solo se pone en juego su destino dentro del avión, sino fuera de este. Algo interesante que propone el film pero que le faltó un poco más de desarrollo: quizás por lo rápido que progresaron algunas cosas, quizás por la limitación del espacio donde se desarrolla la acción y la voragine de los momentos, que no permitieron encontrar esos huecos donde se pudiese dar más información sobre esto sin poner en peligro la verosimilitud de los hechos. 7500

Si bien la película aterriza bien y cierra con moño, da la impresión de que en el vuelo se olvidaron de traernos parte de la comida. Sentí que disfruté el viaje pero algo le faltó. Sigo en spoilers porque no puedo seguir escribiendo sin citar cosas puntuales del film. 7500

Género

Drama,Suspense,

IMDB CLASIFICACIÓN

6

DURACIÓN

93

AÑO

2019

Fecha de estreno

2019-12-26

País

Austria,Germany,

Dirección

Patrick Vollrath,

Actores

Aurélie Thépaut, Aylin Tezel, Denis Schmidt, Joseph Gordon-Levitt, Max Schimmelpfennig, Murathan Muslu, Omid Memar,

Comparte esta Película "Serie" Con tus amigos para ayudar a Pelix.TV . Gracias
Servidores
Descargar
Servidor Idioma Fecha
Utorrent Español Latino 25/06/2020
Fembed Español Latino 25/06/2020